ESCUCHAR U OÍR

TERCERA MAESTRÍA PARA LA VIDA:

En esta publicación hablaremos de la tercera maestría para la vida: “ESCUCHAR CON COMPROMISO”.

Probablemente has escuchado la expresión “debemos escuchar, no oír”, o en algún momento alguien te ha dicho “escuche no oiga”, realmente es importante que diferenciemos estas dos palabras, quizás alguien dirá: “oír y escuchar es lo mismo, para eso tengo las orejas o los oídos”, pareciera que son lo mismo, pero tienen dos conceptos totalmente diferentes al momento de aplicarlas en nuestra vida diaria.

sculpture-2209152_1920“Oír significa percibir con el sentido del oído las palabras que se hablan, recuerda que tenemos el tacto, el gusto, el olfato, la visión y el oído, entonces al decir oír estamos literalmente hablando del uso de un sentido y es solo su uso, cuando oímos lo hacemos con nuestro sistema auditivo, uno oye las palabras en un mensaje, uno oye voces y sonidos”. people-communicating.com

Escuchar involucra los otros cuatro sentidos, todos están enfocados en ese ser humano que te está hablando, si tu estas ahí pero tu vista está pendiente de otra cosa, solo oyes murmullos, como en los videos de cámara lenta, dirá alguien, no, yo puedo prestar atención… y puede que si lo hagas, pero el mensaje no llegara como debe ser, y peor aún ¿qué siente el otro ser humano cuando te está hablando y tu estas mirando el carro que paso, saludando al conocido, viendo otra cosa?, solo basta con recordar cuando alguien te ha hecho eso, ahora dime tu: ¿Qué se siente?, todos estos sentidos ¡juntos! están para ayudarnos a entender las palabras que nos dicen.

“escuchar con compromiso”  significa prestar total atención a las palabras, los matices y el significado de lo no hablado o de lo que no se dice en la comunicación del otro ser humano. Tú y yo estamos profundamente conscientes del otro, de sus preocupaciones y de la raíz de lo que se está hablando, escuchando más allá de lo que ese ser humano es capaz de articular con sus palabras.

listen-1702648_1920Oír es igual a “oigo”, pero escuchar es igual a “entiendo”, la importancia de escuchar radica en que cuando no nos escuchan, nos sentimos invalidados y frustrados, puede pasar que concluyamos que no importa lo que estamos diciendo. Por otro lado, cuando tú y yo somos los que no escuchamos, corremos el riesgo de llegar a una conclusión que es incorrecta y a tomar acciones no deseadas. Podemos malinterpretar al que está hablando o podemos perder información importante.

Es supremamente importante escuchar con la mirada… ¡sí!, escuchar con la mirada, aparte de prestar tus oídos para escuchar, es necesario validar en la forma en la que miramos al otro, una mirada sincera, directa, amable, de calidad, sin juzgamientos, y cuando escuchas con compromiso y miras a los ojos a la persona estas complementando esta maestría para la vida.

El validar refiere a tener y mostrar real interés por los demás, en el libro “como ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie, nos habla de porque a los perros los quieren tanto o se ganan el amor de sus amos  y no hablan, y precisamente es porque pese a que no tienen la capacidad de racionar como lo tenemos los seres humanos, ellos demuestran real interés por el otro, si le hablas te mira a los ojos, inclina su cabecita y te hace sentir que te ¡escucha!, y cuando llegas a casa también lo demuestra físicamente, eso es un real interés, dice Carnegie: “¿porque nosotros como humanos no adoptamos esa actitud de emoción al ver al otro?”, te pregunto ahora ¿Cuándo fue la última vez que al llegar a casa, tu esposo, tus hijos te mostraron felicidad? ¿Cuándo fue la última vez que cuando quien te interesa llego a casa, tú demostraste real alegría de volver a verlo?

Nosotros podemos expresarlo con una sonrisa, con un abrazo, recuerda lo lindo que es cuando llegas y tu hijo o tu hija sale corriendo a recibirte, gritando papi, mami, ese pequeño ser humano está mostrando real interés por ti, es algo que necesitamos recordar porque hace mucho tiempo, tu y yo lo hacíamos, ¿Por qué olvidar eso tan hermoso?, es muy triste llegar a casa y lo único que uno ve son espaldas o rostros amargados, empieza por ti, empieza haciendo este ejercicio desde la próxima persona que entre a tu casa, demuéstrale esa alegría, no importa si pelearon ayer, o esta mañana, eso ya paso… para muchas personas cada día que tenemos de regalo es un día mas, pero realmente es un día menos, por eso necesitamos vivirlo como si fuera el ultimo, y en ese orden no hay tiempo para perder con enojos, iras y resentimientos ¿Qué quieres que los demás recuerden de ti, cuando tú ya no estés en este mundo?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s